Los ancianos tienen mucho que decir

Fuente: Filomanía, Feria Internacional del Libro Guadalajara 2006

Cuando yo publiqué la novela que me abrió las puertas al reconocimiento internacional, que fue uno de mis mejores momentos, tenía sesenta años, y ahora tengo ochenta y dos. En veinte años he hecho todo lo que había sido incapaz de hacer antes. Por lo tanto, como a veces digo: ojo a los ancianos porque ellos tienen muchas cosas que decir, y a ustedes les convendría aprovecharlos un poco, poner más de atención en los viejos.

1 comentario:

bruno utopic dijo...

A los ancianos hay mucho que escucharles.