La falsedad de la institución democrática

Fuente: El nuevo diario

Vivimos bajo una plutocracia universal en la que sólo se nos pide votar cada equis tiempo; los pueblos no tienen fuerza para cambiar su vida.