Las fuentes de información, propagación alucinada de noticias

Fragmento de Historia del cerco de Lisboa
(traducción libre del catalán)

Lo malo de las fuentes, aunque sean veraces de intención, radica en la imprecisión de los datos, en la propagación alucinada de las noticias, hablamos de una especie de facultad interna de germinación contradictoria que opera en el interior de los hechos o de la versión que se ofrece, propone o vende, y, derivándose de ésta como la propagación de las esporas, se da la propagación de las segundas y terceras fuentes, las que copiaron, las que lo hicieron mal, las que repitieron porque habían oído campanas, las que alteraron de buena fe, las que lo hicieron de mala fe, las que interpretaron, las que rectificaron, las que tanto les daba, y también las que se proclamaron única, eterna e insustituible verdad, sospechosas, éstas, más que todas las otras.