La precariedad de las estructuras y de las ideas asentadas

Fragmento de La balsa de piedra

El edificio social, con toda su complejidad, no pasa de ser un castillo de naipes, sólido sólo en apariencia, basta con dar una sacudida en la mesa para que todo se venga abajo.