Los hijos no son como el padre, si acaso lo fingen

Fragmento de Memorial del Convento

El hombre se deleita cuando convence a los hijos para que repitan algunos gestos suyos, algunos pasos de su vida, incluso palabras, recuperando en apariencia así nuevo fundamento lo que él mismo fue e hizo. Los hijos, claro está, fingen.

1 comentario:

kangie dijo...

No he leido memorial del convento, pero definitivamente Jose Saramago tiene la virtud de colar sus historias en mis sueños...