Cuánta ironía en las doctrinas

Fragmento de Todos los nombres

Es bien sabido que el espítitu humano, muy frecuentemente, toma decisiones de las cuales parece ignorar la causa, se supone que lo hace habiendo recorrido los caminos del pensamiento con tanta velocidad que luego no es capaz de reconocerlos y aún menos de reencontrarlos.