Apuntes sobre la democracia

Publicado en Diario de Noticias

Cuando digo que la democracia se suicida diariamente, pierde espesor y se desgasta, disminuyendo su densidad, estoy hablando de un sentimiento que nos afecta, a nosotros, ciudadanos. Sentimos, y sufrimos con eso, que no tenemos importancia en el modo como funciona la sociedad.
Podemos escoger nuestros representantes, elegirlos, hay representación democrática, todo funciona dentro del sistema, de sus condicionamientos, pero la verdad es que nuestra capacidad de cambiar los destinos del país y del mundo está limitada por la propia organización democrática. El poder efectivo real es, a buen seguro, el poder económico.
Es una plutocracia. Y el poder económico no es democrático, lo que es la gran contradicción del sistema. Nos dicen: «sois ciudadanos de pleno derecho, la democracia es el poder del pueblo, por el pueblo y para el pueblo», pero se trata de una retórica un poco fatigante, porque los destinos del mundo son conducidos por unas cuantas multinacionales, cuyos consejos de administración no se presentan al electorado.
Vivimos en una esquizofrenia sistemática en que se habla de la democracia en las páginas de los periódicos, un poco por todas partes, pero la realidad es que, a pesar de que podamos elegir nuestros gobiernos, no llegamos ni más alto ni más lejos, porque los gobernantes son comisarios políticos del poder económico. No me canso de repetirlo.
Vivimos en un mundo en que todo se debate, de la tercera edad a la ecología, en mesas redondas, coloquios, simposios, millones de personas se reúnen para discutir, pero la democracia no se debate, como si fuera algo prácticamente intocable. Me parece más que absurdo que así sea.
Ella está aquí, hay que aceptarla, lo que no nos impide criticar, observar, analizar. Aristóteles decía que, en el sistema democrático, los pobres deberían estar en el gobierno de la polis , lo que no significa que los ricos no estuvieran representados. En esa democracia gobernada por los pobres, se sabe que son los ricos que conducen la política: la banca, las grandes multinacionales. Vivimos en un tiempo en que el empleo alcanzó un grado de inestabilidad extrema. Ningún gobierno mentalmente decidiría que el empleo no fuera permanente. Es el poder económico que lo decide. O sea, el poder no democrático gobierna la democracia.
Cuando hablamos de la Humanidad, parece que estamos refiriéndonos a una abstracción. Están ahí, los individuos, pero ¿quiénes son ellos, quiénes somos nosotros? Las grandes masas están subyugadas, ya no digo por un poder ideológico, sino por un fenómeno de globalización económica, que se transformó en una globalización política.

14 comentarios:

LIR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LIR dijo...

La política es el arte de decir mentiras y la democracia un sofisma de distracción.
Vivimos en una caverna...El problema de la globalización es otro sinsentido que se presenta al hombre para distraerlo.

Inés dijo...

El gran problema que tiene el hombre es su mente distorsionada por el miedo a perder su seguridad y su afan de tener más y más. A los humanos, en general, nos da miedo la libertad porque implica responabilidad y conocimiento de uno mismo. Seres infantiles que a lo largo del tiempo han llegado a obtener una enorme capacidad de destrucción...quizá haya que pasar por un enorme sufrimiento para dar un salto evolutivo...o quizá no seamos capaces y desaparezca la especie. Quien sabe.

Albertdenou dijo...

Hay una confusión entre la democracia electoral y la democracia política; en el mejor de los casos se intenta garantizar la primera con elecciones equitativas.

¿Cómo debemos organizarnos socialmente, eso va más allá del sistema de gobierno que tenga nuestro país...para retomar la gestión de los asuntos torales.

spirochute dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
daniel dijo...

LA MITAD DE LA POBLACION VIVE DE LA OTRA,CUAL DEBE GOBERNAR LA QUE PRODUCE Y LA PREPARADA O LA ATENIDA Y PEREZOSA?
QUE BUENO ES CRITICAR CUANDO UNO NO TIENE DE POR MEDIO NADA QUE PERDER.
COMO SER DE LAS DOS PARTES A LA VEZ PARA TRATAR DE ENTENDER?
MAL QUE BIEN ESTA FUNCIONANDO Y PERMITE LA EXPRESION, ¡QUE VIVA LA DEMOCRACIA¡

Inés dijo...

Qué viva, pero... ¡la democracía real! qué desaparezcan las máscaras. No hay cosa más triste que un esclavo que no sabe que no lo es.

Inés dijo...

Qué nazca la democracia real. Una formada por hombres que comprendan que la felicidad está en compartir no en competir. Nuevos hombres sin ambición personal: que los nuevos hombres trabajen para el bien de la mayoría. Qué los antiguos hombres: los esclavos de su mayor o menor ambición se hagan conscientes de que lo son, sin miedo, responsables de toda su especie.Síno logramos nuestra transformación uno a uno y expandíendola a nuestro alrededor
con nuestra plenitud no solo viviremos reducido a nuestra animalidad, sino que nos extinguiremos como especie tarde o temprano. Así de simple.

daniel dijo...

TODOS SOMOS ESCLAVOS...ESCLAVOS DEL HAMBRE.
QUE DURA QUE ES LA REALIDAD Y SI ESA ES NUESTRA ANIMALIDAD, PERO A LA VEZ ES LA RAZON DE TODO, PRIMERO NOS LEVANTAMOS Y DESAYUNAMOS Y DESPUES BUSCAMOS EL AMOR, EL COMPARTIR, EL AYUDAR...
Y QUE BONITO HACERLO DENTRO DE UN SISTEMA LIBRE QUE NOS PERMITE DESARROLLARNOS AL MAXIMO. ¡QUE VIVA LA DEMOCRACIA¡

La Lengua en la Mano dijo...

Tampoco hay que caer en el error de, por huir del fascismo, caer en el conformismo, creyendo que estamos bien por no tener que soportar a un Chavez o Castro, hay que darse cuenta que hay otras formas de hacer las cosas, y no hay que creerse afortunados con lo ineficaz. Hay mejores modos de vivir, para eso es necesario sacar la cabeza de la caverna y no creer que estamos bien sólo porque no estamos peor...

Pedro dijo...

Para los de abajo, la democracia no es sino esa
cosa que nos permite todo, siempre que no logremos
nada. Es el instrumento cuya mayor virtud radica en
permitirnos escoger nuestros propios verdugos. Los
elegimos confiados en que representarán nuestros
mejores intereses y nos ayudarán a alcanzar nuestras
legítimas aspiraciones. En cambio, tan pronto suben a
la cima, sólo procuran obtener poder y riqueza para
sí mismos y los de su claque. Poco a poco moldean las
instituciones que algún bien nos hacen para ajustarlas
a sus propósitos. Desmantelan unas. Crean otras.
Siempre pensando en ellos, y sólo en ellos como únicos
beneficiarios.

Pedro dijo...

Para los de abajo, la democracia no es sino esa
cosa que nos permite todo, siempre que no logremos
nada. Es el instrumento cuya mayor virtud radica en
permitirnos escoger nuestros propios verdugos. Los
elegimos confiados en que representarán nuestros
mejores intereses y nos ayudarán a alcanzar nuestras
legítimas aspiraciones. En cambio, tan pronto suben a
la cima, sólo procuran obtener poder y riqueza para
sí mismos y los de su claque. Poco a poco moldean las
instituciones que algún bien nos hacen para ajustarlas
a sus propósitos. Desmantelan unas. Crean otras.
Siempre pensando en ellos, y sólo en ellos como únicos
beneficiarios.

Pedro dijo...

Fragmento del libro de Tony Paulino, "Esperando el Cantazo": Para los de abajo, la democracia no es sino esa cosa que nos permite todo, siempre que no logremos nada. Es el instrumento cuya mayor virtud radica en permitirnos escoger nuestros propios verdugos. Los
elegimos confiados en que representarán nuestros mejores intereses y nos ayudarán a alcanzar nuestras legítimas aspiraciones. En cambio, tan pronto suben a la cima, sólo procuran obtener poder y riqueza para sí mismos y los de su claque. Poco a poco moldean las
instituciones que algún bien nos hacen para ajustarlas a sus propósitos. Desmantelan unas. Crean otras. Siempre pensando en ellos, y sólo en ellos como únicos
beneficiarios.

Juan Carlos garcía dijo...

Interesante artículo, opinión y réplicas. Creo que de todo se aprende... pero tampoco hay que filosofar tanto porque si no nos quedamos mirando las musarañas dándonos o quitándonos la razón los unos a los otros... lo de siempre. Quisiera aportar algo a esta discusión que he leído no hace mucho... prefiero recomendarles el librio en cuestión y, si alguien lo leyera, un euro, me gustaría que dejara su opinión... Gracias

Ah, "autopsia a las democracias patateras"