Regresar a la filosofía (II)

Publicado en Revista Cambio.com

¿Y por qué no? No es que no haya filósofos, porque los hay. Me pregunto por qué la filosofía no es el alimento del ser, de la construcción de la mente. Insisto en la necesidad de volver a sentir nuestro cuerpo, la forma en que se mueve. El pensamiento único se está acercando peligrosamente al pensamiento cero. Ese es el problema. Una vez me preguntaron: "¿Cómo se define?" Yo contesté: "No puedo definirme pero sí decir cómo me miro: cuanto más viejo, más libre, cuanto más libre más radical". Quizá sea una ilusión mía pero la verdad es que me siento libre de decir lo que quiero y lo que pienso. Siempre hay consecuencias, claro, pero las asumo. También puede ser que esté en una posición privilegiada que me permite todo esto. Sin embargo, podría tener ese privilegio y no aprovecharlo, como sucede la mayoría de las veces.