Por qué sin signos de puntuación

Publicado en EnColombia.com
Tamara Andrea Peña Porras

La verdad es que quien se enfrenta con un libro mío, en especial con las novelas, se encuentra en una situación un poco complicada porque yo eliminé toda puntuación. Incluso cuando aparece un punto o una coma, no son señales de puntuación sino son señales de pausa al igual que en la música. Pienso, por lo menos yo lo tengo claro (aunque tampoco quiero que todo el mundo piense igual), pienso que nosotros hablamos como si estuviéramos haciendo música porque la música y la palabra, el hecho de hablar, se hace con sonidos y con pausas. La música más espiritual o la música de peor calidad tiene pausas y sonidos. Cuando yo elimino, prácticamente, toda la puntuación busco que el lector no lea pasivamente sino que construya el texto, gracias a esa voz que debe estar escuchando. Yo propongo al lector un texto incompleto. Aunque todas las palabras que yo quiero se encuentran allí, el texto está incompleto porque le falta esa convención que son los signos de puntuación. El lector cuando lee, debe saber qué está leyendo para recibir todo lo que hay en el texto. Aunque, a primera vista parezca oculto, está allí, si él puede escuchar la voz que habla dentro de su cabeza. El escritor igual que el pintor o el músico, va borrando los rastros que dejó; razón por la que el lector tendrá que abrir una ruta, una huella que jamás coincidirá con la del escritor. Serán otras dudas, otras pausas, otras hipótesis.

4 comentarios:

Andrés Palomino dijo...

No me parece criticable que cada autor emplee la manera que mejor le plazca o convenga para expresarse. De hecho, la falta de los signos de interrogación (principal rasgo en la puntuación de Saramago) me parece ingeniosa, y demuestra que la puntuación no tiene porqué atenerse a normas establecidas si se consigue comunicar. Pero no hay duda de que su puntuación causa que nos perdamos de vez en cuando, teniendo que releer para ver quién preguntó algo o quién afirmó algo. Me apena que no use el punto y coma, tan clarificador que, a mi entender, sería en sus extensísimos párrafos; pero lo que más me asombra es su excelente uso de la coma, al que sin embargo le falta cierta uniformidad.

SANCTUS dijo...

ME CAGO EN LOS SIGNOS DE PUNTUACION EN LAS TILDES EN LAS COMAS EN TODA ESA BASURA HEREDADA DE NUESTROS CONQUISTADORES
ME CAGO EN TODO LO QUE TENGA QUE VER CON UNA CULTURA QUE NO SIRVE PARA NADA A MENOS DE RECORDARNOS QUE ESA CULTURA DE MIERDA ATRASO NUESTRO PLANETA 17 SIGLOS EN LA ERA DEL OSCURANTISMO

GRACIAS SARAMARGO POR HACER UN MUNDO MEJOR PARA LOS REBELDES COMO YO

ME CAGO EN LAS NACIONES EN SUS BANDERAS Y EN TODAS SUS RELIGIONES DE MIERDA

sanctus1@hotmail.com

Miguel Emilio Nieto Garzón dijo...

SANCTUS NO TE VAS A CAGAR EN EL INFIERNO PORQUE SE TE QUEMA EL CULO

Sergio Suarez dijo...

¿Entonces es lo mismo bebes y mamas que bebés y mamás?