Inocencia perdida

Publicado en Sala de prensa

La inocencia perdida es irrecuperable. Regresar al pasado sólo es posible a través de la memoria, y ésta, demasiado lo sabemos, no siempre es de fiar. La aldea donde nací ya no "existe", existe una que tiene el mismo nombre, calles que son las mismas y otras nuevas, un río sucio en el que no se puede nadar. Lo que cuenta no es el espacio, sino el tiempo. Diría que es el propio tiempo el que perdió la inocencia.

1 comentario:

Mario dijo...

La inocencia es valentía, al igual que la memoria, en estos tiempos que corren. Ambas no están del todo valoradas y/o prestigiadas. Aparentemente está en la naturaleza de todo el mundo; todo transcurre a una velocidad vertiginosa y apenas nos paramos a meditar sobre ambas: inocencia y memoria.