Democracia formal, no sustancial

Publicado en Es Más

Vivimos en una democracia puramente formal y no sustancial, una especie de comedia, de engaños en que todos mienten a todos, a la vez de que se van quejando de que el engaño es tan convincente para que dejemos de pensar que esto podría ser diferente.